PRESENTACION

 

Somos una familia dedicada al completo a la crianza y selección de Dogos Alemanes, buscando siempre la superación, calidad, salud y carácter del Dogo, en el cual nuestros valores es encontrar al Dogo perfecto, alto, ágil, buena estructura e inmejorable movimientos en el cual se respecte el estándar, sobre todo la típica y expresiva cabeza del Dogo Alemán.

 

  Mi afición por la raza de los DOGOS ALEMANES empezo buscando un mito por los perros grandes   Cuando yo nací en mi casa ya habia varios perros amastinados de gran alzada y valentía para proteger el ganado, la finca y la familia  
          Pero sin duda alguna lo que me marco en mis comienzo como (buscador de sueños) fue cuando visite de niño la Mansión que tenia el Ministro Girón en Fuengirola (Málaga). “Era Increíble ver un montón de molosos, mastines, San bernardo, dogos y otras razas igualmente gigante…. Tenía de los mejores perros del mundo”
          Desde entonces no he cesado en los estudios y la b
úsqueda de lo imposible, obtener un perro poderoso, fuerte y morfológicamente perfecto.
       

    Marco Polo decía en su viaje  por la India que llego a ver perros como asnos de grande, con un 1.20 m. a la cruz y con un peso aprox. 140 Kilos.

 Los libros decía que el antiguo Dogo del Tibet era de la raza mas grande y antigua de la historia, de los cuales venia el mastin y el dogo, perros que venían reflejado en los antiguos tapices y mosaicos en diferentes culturas y civilizaciones y siempre protagonistas de un sinfín de historias, fantasías y realidad.

Con 12 años y echo un lió empecé a trabajar con distintas razas y de distintos países, conseguí dos ejemplares de Greyhound, Lebrel Escoce mas conocido como Cazador de Lobo Irlandes. En aquellos años era muy difícil adquirir ejemplares sobre todo de esta raza, yo tuve la suerte de conseguir una pareja.  También tuve San Bernardo, Mastines Españoles, Mastin del Pirineo, Mastin Napolitano, Presa Canario y como no el DOGO ALEMAN.

Actualmente solo me dedico EXCLUSIVAMENTE AL DOGO ALEMAN y sigo con la misma conclusión de cuando tenia 12 años, hay que seguir buscando a lo largo del mundo diferentes líneas de sangre que me puedan aportar en mi criadero lo que yo carezco. CREO QUE LO MEJOR ESTA POR LLEGAR.